—Doctor, me siento mal, todo me da vueltas y además, me arde el corazón. —Mire señora: en primer lugar, no soy doctor, soy cantinero; segundo, usted no está enferma, sino borracha; y finalmente, no le arde el corazón, sino que tiene una teta en el cenicero.

 

¡Agrega tu Frase en Frases.be!

Te quedan 3000 caracteres disponibles (un emoji usa dos caracteres)
Los íconos se convierten en imágenes con color automáticamente

Frases al azar

Odio Odiar!!!

Recomienda Frases.be en tu Facebook!